Lunes, 22 de julio 2019 - Diario digital del Perú

Pareja de pingüinos gay secuestraron a cría abandonada por sus padres


Avatar

BBC Mundo
28/09/2018

3 Compartidos
312 Visitas

Un zoológico de Dinamarca vivió una tensa situación. Los protagonistas son una pareja de pingüinos gay, un bebé pingüino y sus padres, acusados de abandonarlo.

Los hechos ocurrieron en la ciudad de Odense y una cuidadora del zoológico se vio obligada a intervenir.

El martes 24 de septiembre cuando la pareja de pingüinos gay secuestraron al pequeño ante un descuido de sus padres.

«Creo que la hembra había salido a bañarse, así que era el turno del macho de cuidar a la cría», le dijo Sandie Hedegard, cuidadora del zoológico, a la cadena de televisión danesa DR.

Según el relato de Hedegard, ante un descuido del padre, a la pareja de pingüinos les dio lástima ver al bebé abandonado y decidieron quedarse con él.

Pingvindrama: Unge genforenes med forældre

Nyt i sagen om den kidnappede pingvin! ? Efter et døgn måtte vores dyrepasser Sandie gribe ind for at få ungen tilbage til sine forældre. Det udløste en kamp blandt de to pingvinpar, men som erstatning for ungen har Sandie givet de to hanner et pingvinæg, som de kan passe i stedet. Nu er der igen fred og idyl i pingvinanlægget.?

Posted by Odense Zoo on Tuesday, September 25, 2018

«Yo esperaba que los padres llegaran y exigieran que devolvieran a su hijo», cuenta Hedegard. «Pero el macho deambulaba como si no tuviera un hijo, aunque la hembra sí parecía buscarlo un poco».

En todo caso, al día siguiente los padres por fin reaccionaron y emprendieron el rescate de su hijo.

Un video grabado por Hedegard muestra el momento en el que los padres se enfrentan a los secuestradores para recuperar a su hijo.

En las imágenes se ve a los pingüinos graznando y agitando sus aletas ferozmente, mientras los secuestradores parecen tratar de ocultar a la cría.

Todo ello ocurre mientras otros pingüinos observan la escena. Después de unos instantes, Hedegard interviene y toma a la cría para devolvérsela a sus padres.

Pero el final no fue del todo triste para la pareja gay. Ante su imposibilidad pero evidentes ganas de tener un hijo, Hedegard tomó el huevo de una madre pingüino que no era capaz de empollarlo y se lo entregó a la pareja para que fueran sus padres adoptivos.




Puede Interesarte


Comentarios

Más en Actualidad